El precio de la vivienda sube un 5,6% en el segundo trimestre

El precio de la vivienda sube un 5,6% en el segundo trimestre

 

Según el Instituto Nacional de Estadística, el precio de la vivienda también subió durante el segundo trimestre del año. El precio medio de las casas libres subió un 5,6% de abril a junio respecto al mismo periodo del año anterior.
La subida del periodo abril-junio es la tasa de crecimiento más alta desde el primer trimestre de 2016. Ya son 13 los trimestres seguidos en los que los precios presentan tasas positivas.

La vivienda que más se revalorizó fue la de segunda mano, que subió hasta el 5,8%. En cambio, se frenó levemente la subida de obra nueva que fue del 4,4%. Estos resultados son el reflejo de la mayor actividad que existe de inmuebles usados frente a las viviendas nuevas.
Aunque con distinta intensidad, todas las comunidades autónomas registraron tasas medias positivas en el precio de la vivienda en tasa interanual, salvo Asturias (-0,3%).

Aunque el mercado de la compraventa se anima (especialmente el de segunda mano) y los precios registran subidas, el precio de las casas está muy lejos de la cota que alcanzó durante la era del boom inmobiliario.

Tomando esa tasa como referencia, los precios de la vivienda siguen muy lejos del nivel precrisis. La media nacional, un 26% por debajo. Madrid, donde más se ha recuperado el precio, sigue un 25% por debajo del segundo trimestre de 2007. Andalucía, con tasa de precios ahora un 20% por debajo de los niveles de hace una década, es una de las comunidades con menos distancia a la era del boom inmobiliario.

(Referencias tomadas de El País)

Algunas ideas para vender mejor una vivienda.

Uno de los principales errores más frecuentes en los que incurren los vendedores es fijar a un precio elevado en relación con el mercado. Los expertos aconsejan tener mano izquierda y, al igual que en la compra, planificarlo todo muy bien antes de lanzarse a la venta.
Poner el precio justo y bajar el precio si es necesario. Hay una fuerte resistencia entre los propietarios, incluso entre aquellos que no conseguían vender en los peores años de la crisis. Los precios están empezando a subir en determinadas zonas, pero aún estamos lejos de los precios del boom inmobiliario. De hecho, la vivienda usada sigue siendo, de media, 103.000 euros más barata ahora que en 2007. Hay que ser realista, comprobar los precios de casas similares en zonas cercanas. Un precio demasiado alto no conseguirá llamar la atención. Un precio bajo generará mucho más interés e incluso puede lograr el efecto contrario: al impulsar la demanda, se puede acabar vendiendo por más dinero de lo que se pedía inicialmente. Si, por el contrario, la vivienda lleva mucho tiempo en el mercado, casi siempre hay que bajar el precio.
Elegir un buen “escaparate” de venta. Para vender una casa suele ser interesante ponerse en manos de un profesional. Suelen agilizar el proceso y ser más efectivos que si se hace por cuenta propia. Sin embargo, es importante que antes de tomar la decisión se tenga muy claro que la agencia que se va a contratar se ajusta a las necesidades del vendedor, así como saber a cuánto va a ascender la comisión de la operación y quién la va a pagar. Además, hoy por hoy es indispensable anunciar la vivienda en Internet.
Organizarse. Los expertos recomiendan crear un archivo con todos los documentos relacionados con la casa, como facturas de gas y electricidad o facturas de impuestos, para tenerlo listo para cuando se le presente una oferta de compra. Además, la casa ha de estar lista para cuando haya cualquier visita imprevisible.
Reformar la casa. No hace falta hacer una reforma global de la casa, sino simplemente arreglar lo que está estropeado, adecentar el inmueble de manera que parezca atractivo y funcional, por ejemplo, pintando las paredes de color neutro, y minimizando el mobiliario, si lo hubiera.
Hacer márketing inteligente. Muchos vendedores ofertan sus casas a un público que no la puede comprar. Los expertos aconsejan buscar un target, más allá de las ofertas que se reciban. De esta forma, los anuncios de venta de la vivienda se podrán orientar mejor. Tener un bueno dossier preparado y presentar la oferta en Internet con mucho detalle aumenta el radio de influencia de la propiedad.

Basado en la información de Expansión ProOrbyt.
11/03/2017

Se estiman para Málaga más de 10.000 viviendas nuevas al año hasta 2025

Málaga es una de las provincias de España que presenta un mayor potencial de demanda de vivienda nueva, según las conclusiones de un análisis del mercado residencial realizado por la consultora CBRE. Por las proyecciones de creación de hogares del Instituto Nacional de Estadística (INE) y por una serie de supuestos demográficos, además de por el empuje del turismo residencial, el informe calcula que la demanda potencial de vivienda nueva en Málaga rondará las 10.600 unidades al año en el periodo comprendido entre 2016 y 2025, del total de 180.000 anuales que se estima para el conjunto de España. Esta cifra sitúa a la provincia como la segunda del país con una mayor necesidad de construcción de vivienda nueva, solo por detrás de Madrid, a la que el estudio otorga una demanda potencial de 24.591 inmuebles anuales en ese periodo. La consultora señala que, en el conjunto agregado de España, se detecta ya una necesidad generalizada de vivienda nueva debido a que el gran stock todavía por absorber se refiere en gran parte a vivienda construida con anterioridad a la crisis, en cuyo volumen hay cerca de un 30% de inmuebles que se considera «sin mercado». En otras palabras, son activos por los que no existe demanda debido a que su localización, calidad o situación legal no es ya suficientemente atractiva. Por otro lado, la demanda de viviendas tiende a crecer. En primer lugar, porque aunque la población del país está descendiendo, el número de hogares tiende a crecer al bajar la media de integrantes y aumentar los que están compuestos por un solo individuo. En el caso de zonas turísticas como la provincia de Málaga también pesa el tirón de los compradores extranjeros que buscan vivienda en la Costa del Sol, ya sea para venirse a vivir de forma permanente o para pasar algunos meses del año. De hecho, cabe recordar un dato muy relevante que destaca el peso del comprador foráneo en esta nueva fase de reactivación inmobiliaria: en los dos últimos ejercicios, el 40% del total de viviendas que se han vendido en Málaga fueron adquiridas por extranjeros, según los datos del Ministerio de Fomento. El informe asegura, por tanto, que a finales de 2016 o principios de 2017 el stock disponible de vivienda nueva en España será muy localizado o de carácter técnico, lo que impulsará el inicio de nuevos desarrollos, fenómeno que ya se observa en los mercados más consolidados», apunta. Entre estas zonas de mayor empuje se situaría precisamente Málaga que, según el estudio, supera la demanda potencial de zonas como Barcelona (con una necesidad de 7.900 nuevas viviendas al año), Baleares (unas 7.550), Sevilla (algo más de 5.700), Valencia (casi 5.300) y País Vasco (unas 5.000). Más interés por los suelos En el caso de la provincia, el estudio de CBRE destaca además que el «interés creciente» por el suelo finalista en los municipios de la costa de Málaga sigue presionando al alza los precios, y califica a este año 2016 como un ejercicio de «intensa actividad promotora» en la provincia, especialmente en la zona de la Costa del Sol Occidental y en la capital, donde se están iniciando proyectos. En todo caso hay que recordar que, tras todos estos años de duro ajuste, partimos ahora de unos valores que han caído casi un 40% en relación a los que había en la época del boom inmobiliario. Respecto a Málaga capital, CBRE también afirma que el mercado de vivienda presenta una «gran asimetría», con una horquilla de precios de las más acusadas de España.

                                                  (Referencias de la Opinión 4.06.16)

La vivienda consolida su recuperación.

Las noticias sobre el mercado residencial siguen confirmando que se ha entrado en un nuevo ciclo en el que se construyen más casas —en zonas con demanda muy contrastada— y los precios se estabilizan e incluso vuelven a crecer a ritmos del 9% en algunos distritos del centro de las ciudades. El valor medio de la vivienda en Andalucía aumentó un 1,4% en el primer trimestre del año con respecto al mismo periodo del año anterior, según la tasadora Tinsa. Las mayores subidas interanuales correspondieron a las dos grandes capitales, con Málaga a la cabeza (donde el alza fue del 6,7%) y seguida por Sevilla, que crece un 2,8%. De esta forma, al sur de España llega la tendencia que ya se estaba dando en Cataluña y la Comunidad de Madrid, donde todavía se asiste a un mayor repunte en la recuperación de este negocio, con avances interanuales del 8,2% y del 7%, respectivamente, gracias al impulso experimentado desde hace unos meses por sus dos capitales.

En este contexto, el director de Productos y Diversificación de Tinsa, Pedro Soria, considera que el actual es un buen momento para adquirir una vivienda y retomar la obra nueva en determinados puntos, al tiempo que asegura que la incertidumbre política no ha enfriado esta recuperación. En su opinión, 2015 fue el año de la reactivación del mercado inmobiliario y 2016 marca el inicio del proceso de normalización del mismo después de 7 años de profunda crisis. «Es una recuperación que ha venido para quedarse, estamos ante un nuevo ciclo más racional y sostenible y la caída generalizada del precio de la vivienda se ha terminado de forma definitiva y los mercados en los que aún cae, lo hace de forma más suave», ha añadido. La recuperación del precio será moderada y no superior al 5% de media anual. Para 2016, Tinsa prevé que las compraventas crezcan un ritmo del 10-15 % y que el inicio de la obra nueva lo haga, de forma selectiva, entre el 30-40%. El plazo medio de compra de una vivienda se situó en 10,5 meses, mientras que el porcentaje de ingresos para pagar el primer año de hipoteca se ha reducido al 22 % (era del 33% en 2007) y son necesarios 6 años de salario para adquirir una vivienda media en España frente a los 8,1 que se necesitaban durante la burbuja. Las viviendas más vendidas oscilan entre los 50.000 y 100.000 euros (30%) y los 100.000 y 150.000 euros (27 %).

(Basado en información de ABC)

La venta de viviendas aumenta un 11% en 2015

En 2015 la compraventa de viviendas en España creció un 11,1%, hasta las 354.132 viviendas que cambiaron de manos. Se trata del mayor repunte interanual registrado en ocho años y una subida muy superior a la experimentada en 2014, cuando se elevó el 2% hasta un total de 319.389 operaciones. Solo en el mes de diciembre, la venta de casas subió el 6,8% y sumó 16 meses en positivo.

La venta de viviendas resucita y coge ritmo, según los datos publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Sin embargo, pese al repunte, todavía quedan muy lejos los niveles que se alcanzaron en 2007, antes del estallido de la burbuja inmobiliaria. En aquel momento se llegaron a vender en 12 meses más de 775.000 viviendas nuevas y usadas en España. El peor año para la compraventa de casas se vivió en 2013, cuando tras enormes caídas encadenadas, el registro quedó en 312.593 transacciones. “A pesar de que la tasa ha crecido un 11,1%, el número de operaciones cerradas es similar al registrado en 2011 y es un 54% inferior al registrado en el pico de la burbuja en 2007, lo que confirmaría que estamos en un proceso de normalización del mercado en vez de en los inicios de una nueva burbuja”, señala Fernando Encinar, jefe de estudios de Idealista.

El sector empieza a gozar de buena salud, pero no hay que olvidar que hoy se vende una tercera parte de lo que se compraba hace diez años, apenas se construye y las hipotecas aún están en niveles bajos, aunque ya exista cierta reapertura del crédito hipotecario.

Con la subida de 2015 se encadenan dos años ya de cifras positivas. De nuevo, el año pasado el acicate fue el mercado de casas usadas (o viviendas nuevas que llevaban más de dos años en stock y que ya no computan como nuevas), que representa el 78% del total de transacciones sobre viviendas, y cuyo incremento en 2015 fue del 37,2%, hasta 276.267 unidades. Por contra, la venta de inmuebles de nueva construcción bajó el 33,7%, hasta las 77.865 operaciones. Esto puede cambiar a lo largo de 2016, puesto que los tasadores advierten que la compra de vivienda sobre plano empieza a aparecer, sobre todo en la Comunidad de Madrid donde el stock se agota.

Ninguna variación cuando se trata del régimen de las viviendas. Los compradores se decantan un año más por las casas libres, cuyo precio de venta es, en ocasiones, inferior al de la vivienda protegida debido al desfase de los módulos. El 89,8% de las compraventas en 2015 fueron libres (318.055) y el 10,2% protegidas (36.077). El número de casas libres transmitidas aumentó un 11,1% respecto a 2014 y el de protegidas, un 10,8%.

( Referencia tomada de El País. 11.02.16)

Diez razones para el optimismo inmobiliario.

1.Los precios de las casas ya suben un 5%.

«La conclusión de todas las estadísticas sobre precio de la vivienda es sencilla: las casas comenzaron a subir en 2014, la subida se está acelerando en 2015 y es generalizada, y esas tendencias se intensificarán en el futuro».

2. El precio del suelo ha comenzado a subir.

«Es el elemento más sensible a ciclo, tocó fondo en 2014 y ya crecía un 4,7% interanual a nivel nacional durante el segundo trimestre, con el suelo de las ciudades de más de 50.000 viviendo repuntes del 6,3%. Ha comenzado el ciclo alcista y la promoción es la forma de jugarlo».

3. La vivienda se ha vuelto muy asequible.

«De acuerdo con el indicador de esfuerzo de compra del Banco de España, que mide qué porcentaje de la renta disponible se emplea en pagar la vivienda, esta se encuentra a su nivel más barato de los últimos 15 años al situarse en el 32% vs. el 57% de 2008».

4. La financiación hipotecaria se acelera.

«En 2015 se mantiene un crecimiento interanual cercano al 25% pero, en cualquier caso, las cantidades absolutas de nuevo flujo de crédito aún pueden experimentar fuertes subidas los próximos años, tanto en volumen total (estamos muy lejos de los máximos de 2007) como de forma unitaria (los importes por metro cuadrado son todavía bajos)».

5. La venta de hogares se acelera.

«La aceleración de las compraventas de hogares ayuda a reducir el ‘stock’ de casas no vendidas lo que, poco a poco, reduce la oferta, tensionando al alza los precios. La recuperación es más acusada en Madrid y Barcelona».

6. El desempleo baja con fuerza.

«El mercado inmobiliario residencial está íntimamente correlacionado con el mercado laboral. La relación entre precios de las casas y desempleo es inversa, como se puede contemplar en la siguiente tabla».

7. Se reduce el inventario.

«El ‘stock’ de casas vacías en venta está ya por debajo del ‘stock’ natural (parque mínimo de viviendas disponibles en un territorio) en provincias muy significativas de la economía española. Además, en algunas en las que el saldo positivo es aún excesivo, las viviendas están construidas en zonas donde posiblemente nunca se vayan a producir ventas debido a la mala localización. Se podría esperar una demolición de ese inventario que no tiene salida, acelerando el ajuste».

8. El mercado promotor puede multiplicar por nueve.

«La venta de hogares de primera mano (lo que predominaba en el quinto mandamiento era la vivienda usada) se sitúa en mínimos históricos tras caer un 87% desde niveles de 2006, pero este año tocará suelo y se recuperará en 2016. Si la media histórica de construcción en España está en 237.000 unidades/año, actualmente ronda las 27.000. Sea cual sea el importe normalizado, la dirección es única: al alza. Más teniendo en cuenta que el 60% de las casas en España tiene más de 30 años».

9. La demografía crece, no decrece.

«Hay más población residente en España tras la crisis que durante la crisis. Nuestra sociedad ganó 600.000 habitantes de inicio de la crisis hasta 2011, perdió 400.000 hasta 2014 y ha comenzado a crecer en 2015. Luego no ha habido éxodo».

10. La confianza mejora.

«Como todo, los buenos fundamentales que se exponen en este informe no son suficiente para provocar un mercado alcista. El catalizador es la confianza. 2015 ha puesto de manifiesto cómo muchos indicadores asociados a la misma caminan en la buena dirección, caso de las ventas minoristas o el consumo de cemento».

Notas sacadas del documento, ‘Diez motivos macro para comprar promoción inmobiliaria’, de Ignacio de la Torre, el socio de Arcano. El informe completo se puede descargar desde : sector residencial sector no residencial

El precio de la vivienda sube el 1,2 %

El precio de la vivienda sube el 1,2 % en el segundo trimestre, según Fomento.

Según los datos del Ministerio de Fomento, el precio medio de la vivienda libre creció el 1,2% en el segundo trimestre del año hasta situarse en 1.476,8 euros/m2, dejando atrás 26 trimestres seguidos de caídas y protagonizando el primer incremento interanual desde el tercer trimestre de 2008,Con respecto al trimestre anterior, el precio de la vivienda libre también aumentó entre abril y junio un 1,3% desde los 1.457,9 euros/m2 a los que se situaba en los tres primeros meses del año.

Desde los niveles máximos que se alcanzaron en el primer trimestre de 2008, cuando en pleno boom del sector inmobiliario el precio de la vivienda superó los 2.100 euros/m2, este indicador acumula un descenso del 29,7%. En términos reales, incluyendo la variación del IPC, esta caída aumenta hasta el 36,6%.

En términos reales, descontando la inflación, el precio de la vivienda libre experimentó en el segundo trimestre del año un crecimiento interanual por tercer trimestre consecutivo tras subir el 1,5%.

Antes de protagonizar el primer crecimiento interanual desde el inicio de la crisis, el precio de la vivienda encadenaba nueve trimestres consecutivos, desde comienzos de 2013, moderando su ajuste.

Tras años de fuertes subidas, en los que llegó incluso a incrementarse un 56,6% en 2005, el precio de la vivienda puso fin a la senda ascendente en el cuarto trimestre de 2008, cuando se anotó una caída del 3,2%.

Desde entonces, el precio de la vivienda ha encadenado 26 trimestres consecutivos de caídas, protagonizando su mayor ajuste a finales de 2012 con un abaratamiento del 10%.

Por tipo de inmueble, el precio medio de vivienda libre de hasta cinco años de antigüedad alcanzó en el segundo trimestre del año los 1.732,9 euros/m2, el 1 % más; en tanto que el de la usada (más de cinco años de antigüedad) creció el 1,3 %, hasta 1.467,5 euros/m2.

Por su parte, el precio medio de la vivienda protegida registró una rebaja interanual del 0,4 %, hasta los 1.094,6 euros/m2.

El número de tasaciones inmobiliarias para realizar el cálculo de los precios de viviendas en el segundo trimestre fue de 100.858, lo que supone un incremento del 6 % frente al mismo periodo de 2014.

(Basado en Información publicada en la Opinión)

Precios de la vivienda de vacaciones.

Cádiz, la provincia más cara para el alquiler de veraneo en Andalucía.

El destino costa-playa sigue siendo, según los expertos, el favorito de los españoles para las vacaciones dentro de un contexto de restricciones económicas. La opción menos costosa para una familia, sobretodo con niños, es el alquiler de un piso o apartamento por un periodo que en ningún caso baja de la semana de arrendamiento.

Para bolsillos más apretados y familias,sigue siendo la más asequible a pesar de que  ha aumentado el precio medio. Así, según apunta, lo apunta el informe anual de TecniTasa, tercera sociedad de tasación más importante con delegaciones repartidas por toda España. Aunque la oferta de alquileres en las localidades costeras es muy heterogénea y por lo tanto los precios de las viviendas vacacionales varían en función de la tipología, la superficie, las dotaciones de la urbanización o detalles como la inclusión o no de plaza de garaje, Tecnicasa establece unos datos medios y valoraciones de lo que en el mercado inmobiliario se denomina primera línea de playa, situándose el alquiler medio semanal en todo el territorio nacional en los 595 euros (un 7% más que en 2014, cuando el precio medio se situó en los 552 euros).

En cuanto a la provincia de Cádiz, la mayoría de las zonas reflejadas en el informe sobrepasan holgadamente la cifra. De hecho, una de ellas, Sotogrande, se sitúa entre las más caras de toda España con alquileres semanales por encima de los 1.500 euros. Según los datos aportados, en la playa campogibraltareña se llega a pagar 10 euros/semanales por metro cuadrado.

Lo mismo que se pide en algunos apartamentos de Puerto Sherry y Vistahermosa, la segunda zona más cara de la provincia. En estas playas portuenses, un apartamento de 85 metros alcanza los 850 euros por semana. Sin embargo, Valdelagrana resulta sensiblemente más asequible, con un precio medio de 700 euros a la semana por una vivienda de 80 metros.

Atendiendo al precio del metro cuadrado, entre los precios más desorbitados de la provincia gaditana se encuentran las playas chiclaneras de La Barrosa y Sancti Petri. Allí se sitúa en 10,83 euros. Así, pasar una semana de vacaciones en la localidad puede salir por 650 euros si se alquila un piso de apenas 60 metros.

Sin embargo, encabeza el ranking Conil, donde un apartamento de 65 metros en el paseo marítimo cuesta 750 euros (11,54 euros el metro). Por encima de los 11 euros está también el metro cuadrado en primera línea de playa de Tarifa, con un precio medio de 800 euros la semana para un piso de 70 metros.

Otra de las zonas analizadas por Tecnicasa y cuyo precio de una vivienda de vacaciones supera la media nacional es Costaballena, en Rota. Aquí se paga de media nueve euros el metro cuadrado.

Dentro de la provincia de Cádiz, la localidad costera más barata para veranear es La Línea de la Concepción. Un apartamento en La Alcaidesa de 70 metros cuesta 500 euros a la semana (7,14 euros el metro cuadrado).

Los precios de Cádiz son los más altos de Andalucía, sólo superados por algunas zonas de la Costa del Sol. En Puerto Banús, Marbella, el metro cuadrado se paga casi a 15 euros. Ni Almería, ni Granada ni Huelva ofrecen apartamentos cuyo precio semanal supere los 10 euros por metro cuadrado.

El mercado de la vivienda inicia su lenta recuperación

IMG_0913

El mercado de la vivienda inicia su lenta recuperación.

Una vez que la depreciación de los pisos ha tocado fondo, parece que es buen momento para comprar, sobre todo en los barrios de buena ubicación y en la zona de costa.

El mercado de la vivienda está iniciando su lenta salida del pozo al que cayó a medida que se van eliminando los parámetros negativos: las ventas aumentan, los precios de las viviendas se mantienen, las nuevas hipotecas remontan poco a poco, el parque de casas en venta baja, las obras vuelven tímidamente y la demanda de alquiler sube. En resumen, se vislumbra un nuevo horizonte de oportunidades.

¿Es momento para comprar un piso? Parece que, por fin, por lo indicado anteriormente, la respuesta es afirmativa.

Todo apunta a las mejoras macroeconómicas: crecimiento fuerte de la economía, aumento del empleo, incremento del turismo y ascenso de todos los indicadores de confianza.

La concesión de hipotecas repuntó un 1,6% en 2014, hasta los 203.000 préstamos, tras siete años de fuertes bajadas, y en enero de 2015 aumentó un significativo 20%.

La banca se ha saneado y recapitalizado, lo que, unido a los incentivos del Banco Central Europeo, impulsa la concesión de crédito, incluido el hipotecario y esto mejorará la demanda en el sector inmobiliario, lo que a su vez podría ayudar a incrementar los precios de la vivienda.

La mayor parte del ajuste de precios está hecha y la tendencia a corto plazo es hacia la estabilización.

En el primer trimestre del año, el valor medio de los pisos avanzó un 3,3% y media España salió de números rojos, según los datos de Sociedad de Tasación: Navarra (6,7%), Islas Baleares (6,5%), Comunidad Valenciana (5,7%), Canarias (5,4%), Madrid (3,8%), La Rioja (3%), Andalucía (2,8%) y Extremadura (0,3%). En otras ocho regiones el precio aún cae.

Los inversores continúan con la apuesta de comprar en el centro de las ciudades, principalmente edificios en rehabilitación o solares que requieren una gestión activa, pero siempre con una excelente ubicación.

21.04.2015

La vivienda se abarata menos de un 3% por primera vez desde 2008

La vivienda se abarata menos de un 3% interanual por primera vez desde 2008

La “Costa Mediterránea” sigue mostrando descensos significativos: un 5,2% respecto al año anterior.

El precio medio en España ha perdido un 41,6% de su valor desde máximos de 2007.

El índice Tinsa IMIE General y Grandes Mercados, publicado el pasado 10 de febrero, muestra que el precio medio de la vivienda terminada (nueva y usada) se situó en enero un 2,7% por debajo del nivel de enero de 2014. Es la primera vez desde junio de 2008 que el índice general registra un descenso interanual inferior al 3%.

El dato confirma la tendencia hacia la estabilización en la que se encuentra el mercado residencial desde el segundo semestre de 2013. El 9,2% de caída que registró el precio medio de la vivienda en España durante 2013 se moderó hasta un 3% en el balance global de 2014. Desde máximos de 2007, la vivienda acumula un descenso del 41,6% en términos medios.

El índice Tinsa IMIE se nutre de las tasaciones realizadas por la compañía, líder en el mercado de valoración inmobiliaria en España. Recoge cada mes la variación interanual del valor del m² de un inmueble y su nivel respecto al año 2001 (base 1.000).

La evolución de los precios del mercado residencial en los próximos meses dependerá del cumplimiento de las expectativas de crecimiento económico y creación de empleo. Si no hay sobresaltos negativos en estas variables, Tinsa prevé un estabilización progresiva del precio medio hasta alcanzar una caída cercana al 0% a corto plazo.  Esta previsión incluye la salvedad de que, dado el fuerte carácter local del sector inmobiliario, habrá mercados que por su situación particular de exceso de stock o escasa solvencia de la demanda puedan seguir registrando descensos de precios durante este

La zona “Baleares y Canarias” fue la única que mostró en enero una evolución positiva ( 3,8%) en tasa interanual. De acuerdo con la estadística trimestral Tinsa IMIE Mercados Locales, Baleares está actuando como mercado tractor del índice de las islas, ya que Canarias va algo más retrasada en el proceso de ajuste.

En el extremo contrario, el mayor descenso interanual en enero se registró en las localidades de la “Costa Mediterránea” (-5,2%), seguidas por las “Capitales y Grandes Ciudades”, con una caída del 4,3% respecto a un año antes. Las poblaciones situadas alrededor de las grandes ciudades (“Áreas Metropolitanas”) registraron la segunda mejor evolución interanual por detrás de las islas (-1,7%). Las localidades más pequeñas, englobadas en el grupo “Resto de Municipios”, abarataron el precio medio un 2,1% en comparación con un año antes.

Ajuste superior al 48% desde máximos en la costa

En el análisis del mercado desde máximos de 2007 destaca la “Costa Mediterránea” como la zona de mayor ajuste acumulado, con un descenso de precios del 48,6%. Le siguen las “Capitales y Grandes Ciudades”, con un 45,7% de caída, y las “Áreas Metropolitanas”, con un 43,9%. Todas estas zonas se han ajustado por encima del 41,6% de la media española. En el extremo contrario, “Baleares y Canarias” destacan con el menor descenso desde máximos (-31,3%), seguidas de las localidades más pequeñas (“Resto de Municipios”), donde los precios se han reducido de media un 35,9% desde 2007.

28.02.2015

(Del Informe de TINSA)