La vivienda consolida su recuperación.

Las noticias sobre el mercado residencial siguen confirmando que se ha entrado en un nuevo ciclo en el que se construyen más casas —en zonas con demanda muy contrastada— y los precios se estabilizan e incluso vuelven a crecer a ritmos del 9% en algunos distritos del centro de las ciudades. El valor medio de la vivienda en Andalucía aumentó un 1,4% en el primer trimestre del año con respecto al mismo periodo del año anterior, según la tasadora Tinsa. Las mayores subidas interanuales correspondieron a las dos grandes capitales, con Málaga a la cabeza (donde el alza fue del 6,7%) y seguida por Sevilla, que crece un 2,8%. De esta forma, al sur de España llega la tendencia que ya se estaba dando en Cataluña y la Comunidad de Madrid, donde todavía se asiste a un mayor repunte en la recuperación de este negocio, con avances interanuales del 8,2% y del 7%, respectivamente, gracias al impulso experimentado desde hace unos meses por sus dos capitales.

En este contexto, el director de Productos y Diversificación de Tinsa, Pedro Soria, considera que el actual es un buen momento para adquirir una vivienda y retomar la obra nueva en determinados puntos, al tiempo que asegura que la incertidumbre política no ha enfriado esta recuperación. En su opinión, 2015 fue el año de la reactivación del mercado inmobiliario y 2016 marca el inicio del proceso de normalización del mismo después de 7 años de profunda crisis. «Es una recuperación que ha venido para quedarse, estamos ante un nuevo ciclo más racional y sostenible y la caída generalizada del precio de la vivienda se ha terminado de forma definitiva y los mercados en los que aún cae, lo hace de forma más suave», ha añadido. La recuperación del precio será moderada y no superior al 5% de media anual. Para 2016, Tinsa prevé que las compraventas crezcan un ritmo del 10-15 % y que el inicio de la obra nueva lo haga, de forma selectiva, entre el 30-40%. El plazo medio de compra de una vivienda se situó en 10,5 meses, mientras que el porcentaje de ingresos para pagar el primer año de hipoteca se ha reducido al 22 % (era del 33% en 2007) y son necesarios 6 años de salario para adquirir una vivienda media en España frente a los 8,1 que se necesitaban durante la burbuja. Las viviendas más vendidas oscilan entre los 50.000 y 100.000 euros (30%) y los 100.000 y 150.000 euros (27 %).

(Basado en información de ABC)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.