Precios de la vivienda de vacaciones.

Cádiz, la provincia más cara para el alquiler de veraneo en Andalucía.

El destino costa-playa sigue siendo, según los expertos, el favorito de los españoles para las vacaciones dentro de un contexto de restricciones económicas. La opción menos costosa para una familia, sobretodo con niños, es el alquiler de un piso o apartamento por un periodo que en ningún caso baja de la semana de arrendamiento.

Para bolsillos más apretados y familias,sigue siendo la más asequible a pesar de que  ha aumentado el precio medio. Así, según apunta, lo apunta el informe anual de TecniTasa, tercera sociedad de tasación más importante con delegaciones repartidas por toda España. Aunque la oferta de alquileres en las localidades costeras es muy heterogénea y por lo tanto los precios de las viviendas vacacionales varían en función de la tipología, la superficie, las dotaciones de la urbanización o detalles como la inclusión o no de plaza de garaje, Tecnicasa establece unos datos medios y valoraciones de lo que en el mercado inmobiliario se denomina primera línea de playa, situándose el alquiler medio semanal en todo el territorio nacional en los 595 euros (un 7% más que en 2014, cuando el precio medio se situó en los 552 euros).

En cuanto a la provincia de Cádiz, la mayoría de las zonas reflejadas en el informe sobrepasan holgadamente la cifra. De hecho, una de ellas, Sotogrande, se sitúa entre las más caras de toda España con alquileres semanales por encima de los 1.500 euros. Según los datos aportados, en la playa campogibraltareña se llega a pagar 10 euros/semanales por metro cuadrado.

Lo mismo que se pide en algunos apartamentos de Puerto Sherry y Vistahermosa, la segunda zona más cara de la provincia. En estas playas portuenses, un apartamento de 85 metros alcanza los 850 euros por semana. Sin embargo, Valdelagrana resulta sensiblemente más asequible, con un precio medio de 700 euros a la semana por una vivienda de 80 metros.

Atendiendo al precio del metro cuadrado, entre los precios más desorbitados de la provincia gaditana se encuentran las playas chiclaneras de La Barrosa y Sancti Petri. Allí se sitúa en 10,83 euros. Así, pasar una semana de vacaciones en la localidad puede salir por 650 euros si se alquila un piso de apenas 60 metros.

Sin embargo, encabeza el ranking Conil, donde un apartamento de 65 metros en el paseo marítimo cuesta 750 euros (11,54 euros el metro). Por encima de los 11 euros está también el metro cuadrado en primera línea de playa de Tarifa, con un precio medio de 800 euros la semana para un piso de 70 metros.

Otra de las zonas analizadas por Tecnicasa y cuyo precio de una vivienda de vacaciones supera la media nacional es Costaballena, en Rota. Aquí se paga de media nueve euros el metro cuadrado.

Dentro de la provincia de Cádiz, la localidad costera más barata para veranear es La Línea de la Concepción. Un apartamento en La Alcaidesa de 70 metros cuesta 500 euros a la semana (7,14 euros el metro cuadrado).

Los precios de Cádiz son los más altos de Andalucía, sólo superados por algunas zonas de la Costa del Sol. En Puerto Banús, Marbella, el metro cuadrado se paga casi a 15 euros. Ni Almería, ni Granada ni Huelva ofrecen apartamentos cuyo precio semanal supere los 10 euros por metro cuadrado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.